viernes, 23 de diciembre de 2016

Entrevista a Ainhoa Iglesias (Cuéllar)




Ainhoa Iglesias, natural y vecina de Cuéllar, es una de las referencias en el mundo del caballo en Segovia. Presidenta de la Asociación Cuellarana de Amigos del Caballo desde hace casi dos años, es una de las personas que lucha con más ahínco por el mantenimiento de las tradiciones ligadas al caballo y por desarrollar una cultura ecuestre en nuestra tierra. Emprendedora, gran jinete, amante de los animales, Ainhoa monta también a la amazona y es una de las caballistas más conocidas en los encierros de toros a caballo. 


Es un orgullo para nosotros contar contigo para hacer esta entrevista. Muchas gracias, Ainhoa.

¿Cómo comenzó tu afición?

En casa siempre ha habido caballos, desde niña recuerdo haberlos visto entre nosotros. De hecho es una afición que practicamos todos en esta familia, cuatro generaciones, desde mi abuelo con 83 años, hasta la bisnieta con 6.

Desde muy joven fui imponiendo mi criterio, luchando por conseguir mis objetivos, por crecer en este mundo de hombres, por aprender de los grandes e ir bebiendo de las mejores fuentes. 

Pero no ha sido hasta pocos años cuando empecé a disfrutar realmente de esta afición, fue gracias a un amigo de la familia que me regaló el que fue el caballo que me marcó el camino a seguir. Todos los caballistas, en algún momento de nuestras vidas, encontramos el equino modelo, justo a tu medida, un caballo insustituible con el que te entiendes a la perfección, que nos marca para siempre. Pues ese fue mi caballo, un gran ejemplar, de presencia imponente, un campeón en la pista, siempre dispuesto a trabajar, a darlo todo, de gran corazón, dispuesto a todo por su amiga fiel. Sólo estuvo dos años conmigo, dos años intensos en los que nos hicimos inseparables, como una pareja de eternos enamorados, no éramos nadie el uno sin el otro. Desgraciadamente, enfermó, y el mal endémico de esta especie, un cólico se lo llevó. Se fue dejando un gran vacío, pero también unas ganas inmensas de seguir creciendo, de seguir aprendiendo, fue él el que se encargó de sembrar la semilla de la que brotaría con más fuerza, aun si cabe, esta tremenda afición que me quita la vida. 

Tienes la suerte de tener la cuadra en tu casa, ¿Como tienes organizada la cuadra?

Efectivamente, como muy bien has dicho, es una suerte tener la cuadra en casa; disfrutar de tus caballos de forma permanente a lo largo del día, es una fortuna. Olvidarte del reloj a su lado, sentirlos como tus compañeros, es imposible sentirse sola un instante. Quizás, caigo en el error de humanizarlos en exceso, no sé, pero me gustan las sensaciones que me provoca el poder entenderme con ellos casi mejor que con el ser humano, es cuestión de ganarte su confianza y darán todo por ti.

En casa tenemos varios boxes para ellos y espacio suficiente para que disfruten del aire libre. Unas instalaciones muy cómodas para ellos y para nosotros, a falta de una buena pradera verde para que retocen y pasten a sus anchas, disponen de amplios cercados de arena para revolcarse y embarrarse y buenos piensos, alfalfa, manzanas y zanahorias que se convierten en las delicias de las cuatro o cinco veces que reciben alimento al día, aportándoles salubridad, buen lustre y un pelo brillante y fuerte. 

Como gran aficionada y defensora de los encierros de toros a caballo, ¿nos podrías dar tu opinión sobre el presente y futuro de esta tradición?

Buena pregunta esta. Larga tradición la de los encierros a caballo, sobre todo en Cuéllar, por eso son los más antiguos de España. Me cuesta explicarte en pocas líneas como cuellarana, como caballistas y como taurina, lo que significan para mí. Es difícil manifestar mediante la palabra escrita mis sentimientos y llegar a los lectores para transmitirles cómo se puede vivir con tanta intensidad una experiencia única que los cuellaranos llevamos muy dentro, que nacemos con ello y que nos inculcan desde niños.

Como cuellarana te diría que nuestro encierro es un espectáculo único, desde la salida en los Corrales del Río Cega, el paso por el pinar, el cruce de Las Maquinas, las rastrojeras, el túnel por debajo de la autovía, la bajada del embudo y el paso por las calles hasta llegar a la plaza de toros. 

Como caballista, las sensaciones cambian, la percepción del encierro es aún más intensa, si cabe, notar cómo sube la adrenalina cuando faltan escasos minutos para soltar, esperar a que se abra la puerta del corral y estalle el bullicio del público, disfrutar del toro bravo a escasos metros de tu cabalgadura. 

Es un encierro largo y complicado, hora y media desde que se suelta en el campo hasta que entra en las calles. Con puntualidad británica ha de salir y ha de pisar los adoquines del tramo urbano, respetando la pureza del ganado bravo en el campo y la rigurosidad de encerrar. Se trata de un encierro en estado puro, sale el ganado a campo abierto con el deber de llegar al pueblo todos los astados. Tramo difícil, el paso por el mar de pinares, otorgándole un espectacular paisaje al amanecer, con la bruma al despertar el día a últimos de agosto.

Como taurina, una faceta que va unida a las otras dos, una característica “casi” implícita en el cuellarano, naces con la pasión por nuestros encierros, y más aún si lo has mamado desde la cuna. Taurina, caballista y cuellarana: el encierro a caballo corriendo por tus venas. 

Los ENCIERROS A CABALLO, y lo digo con mayúsculas, porque me refiero a los encierros a caballo tan de moda hoy en día, masificados por personal a pie, a caballo, en todoterreno, motos o quads, en los que se está perdiendo la esencia del encierro en estado puro. Vivimos en una sociedad en la que todo vale, en la que queremos mantener la “tradición” del encierro campero conducido por vehículos a motor al más estilo siglo XXI, y es que hay cosas que así no pueden funcionar. Si a esto le añadimos, que cada uno de los participantes, independientemente de cuál sea su “medio de locomoción”, quiere estar en primera línea, chocamos con políticos y animalistas, que se oponen, a veces, a nuestras “inapropiadas” formas de obrar, a nuestras tradiciones y a nuestros ENCIERROS. El mundo del toro se está viendo muy atacado en los últimos años, se empezó por suprimir las corridas en Cataluña abriendo la puerta a todo lo que está sucediendo después. Este año lo hemos visto mucho más cerca aún, fue el Toro de la Vega en Tordesillas el que ha desaparecido, la prohibición en Olmedo de llevar garrochas y como no, la limitación a 20 caballistas para acudir a la suelta de Cuéllar. Todos los que disfrutamos de este mundillo, hemos conocido estos casos muy de cerca, los hemos sufrido en menor o en mayor medida. 

Como Presidenta de la Asociación Cuellarana Amigos del Caballo, he peleado con uñas y dientes por defender nuestro encierro, por mantener lo que es nuestro, por intentar que cuellaranos y foráneos disfruten de nuestro patrimonio. Todos los esfuerzos han sido en vano, y no hablo sólo de los míos, sino de todas y cada una de las personas que luchamos día a día por intentar mantener esta cultura ligada al toro. Y es que se ha abierto la caja de Pandora, y muy a mi pesar, creo, que esto es el principio de la agónica decadencia de los encierros a caballo. Han sido muchos, sobre todo caballistas, los que nos criticaron las anteriores fiestas por la medida que se nos IMPUSO desde el Ayuntamiento, muchos los que no nos apoyaron en las decisiones tomadas por la autoridad. Me gustaría aprovechar esta ocasión, para dirigirme a ellos y desde el más absoluto respeto decirles: no fue fácil aceptar las normas nuevas, pero hubo que respetarlas en contra de nuestra voluntad. Pero también les digo, a esos que tanto lo criticaron: den tiempo, que las medidas restrictivas, e incluso prohibitivas, llegarán a todos los pueblos con encierros a caballo y festejos taurinos, y será entonces, cuando lo sientan en primera persona, cuando verán la impotencia que se siente de no poder hacer nada para solucionarlo.

¿Que le recomendarías a alguien que quiera aprender a montar a caballo o, incluso, a los jinetes que montan, pero que les gustaría ganar en conocimientos?

Yo soy partidaria de acudir a centros especializados con profesionales en el mundo del caballo donde se puede aprender equitación o mejorar tus conocimientos. El problema de esto radica, en que vivimos en un país donde no hay costumbre de pagar por la educación, y no se valora al profesor que está en un hípico enseñando y mucho menos pagarle por realizar su labor. Esto es algo que, por ejemplo, en Inglaterra, o en prácticamente en el resto de Europa, no sucede. Y con esto me refiero a practicar una correcta equitación, que no es lo mismo que montar a caballo. 

Son muchas y muy variadas las disciplinas que se practican a caballo, cada una de ellas te aporta siempre algo, cada caballo que pasa por tu cuadra te enseña algo nuevo cada día. Es un largo bagaje en que nunca se termina de aprender. Hoy en día disponemos de las herramientas para poder formarnos: profesionales, cursos, libros, internet… simplemente es cuestión de querer evolucionar. 

Y, ¿qué consejos darías a una persona que decide convertirse en propietario de un caballo e iniciar su cuadra?

Recuerdo hace años, en los que tener un caballo era un privilegio de pocos, hoy en día, eso ha cambiado, la economía de las familias es mucho más holgada y al igual que es rara la familia que no tiene dos coches, ser propietario de un caballo o de varios, es algo frecuente en este entorno nuestro. 

Desde mi humilde opinión, le haría entender que, un caballo no es un animal cualquiera, no es un perro, ni un periquito, necesita un espacio y unas atenciones mínimas. A pesar de su gran tamaño, conocemos lo delicados que son, por lo que hay que tener unos conocimientos básicos para sus cuidados y alimentación. 

A la hora de escoger el ejemplar, habría que buscar el que más se adecuase a las necesidades de cada uno. Normalmente para personas poco experimentadas, lo más recomendable sería un caballo de edad, que le consienta los fallos habituales del jinete inexperto. Un animal con el que poder disfrutar los inicios y con el que poder aprender a dar los primeros pasos. 

Con respecto a vuestra Asociación, ¿Cual es vuestro planteamiento y las áreas en las que centráis los esfuerzos?

La Asociación Cuellarana Amigos del Caballo, es una entidad con una larga trayectoria, llevamos 24 años funcionando y, aunque durante todo este tiempo se han ido realizando actividades muy diversas, hay algunas que se han ido consolidando como clásicas de cada año, como nuestros tradicionales almuerzos durante las fiestas, después de cada encierro; la suelta de bueyes para rematar la temporada de encierros el día de El Pilar; la Feria de Mayo; o nuestra Cena de Hermandad en vísperas de Navidad. Además de estas, ofrecemos un seguro de Responsabilidad Civil para los caballos de nuestros socios que obtenemos a un precio inmejorable; cursos, charlas y conferencias de temas diversos siempre para la formación del jinete. Para el 2017 ya están en proceso dos de ellas que se celebrarán en Febrero, una sobre Salud Equina de la mano de Carmen Fernández Hernaíz, Lda. veterinaria de la Clínica Equina de Olmedo; y una mesa redonda sobre Acoso y Derribo, moderada por Antonio González de Pedro, juez de esta disciplina, entre otras y un gran profesional en el mundo del caballo, y en la que participarán profesionales de esta materia. 

También a primeros de este mismo mes tendremos unas prácticas de monta a la amazona. Como bien has comentado al presentarme, soy una gran aficionada a montar así en silla de cornetas, y de esta gran afición, nace mi propósito de facilitar a todas las mujeres que lo deseen, la posibilidad de aprender sin la necesidad de viajar a Andalucía para conseguirlo. Con la estimable colaboración de Dña. Mercedes González Cort, toda una institución en el mundo del caballo, y la Asociación Española de Monta a la Amazona, acercamos el lado bueno de la equitación a nuestra tierra.

Muchas nuevas propuestas se irán desarrollando a lo largo del año para el disfrute de nuestros socios y los amigos y aficionados que quieran acompañarnos. 

¿Crees que tenemos campos de colaboración entre vuestra Asociación y la nuestra?

Por supuesto, lo importante es que rememos en la misma dirección, las colaboraciones entre Asociaciones son muy importantes para ayudarnos a crecer. Cada una con sus puntos diversos de actuación, con sus criterios, sus posibilidades, pero al final, con una afición en común: el caballo. 

Una de mis intenciones, desde que me puse al frente de este colectivo, fue acercarme al mayor número de asociaciones de caballistas, con este propósito, el de aunar esfuerzos entre todas y poder colaborar unas con otras para conseguir nuestros objetivos.









Más entrevistas en este blog:

Jorge Juan García (Vellosillo)
Alfredo Velasco (Boceguillas)
François Léveillé, campeón del mundo de TREC
Agustín Fernandez Hidalgocampeón de Europa de TREC
Daniel Nogales (Santo Tomé del Puerto)
Alba López Sáinz (Fresno de la Fuente)
Cesar de la Fuente (Espirdo)
Cesar Arribas (El Olmo)
Cesar Águeda (Grajera)
Isabel Casado (Veganzones)
Mario Pastor Cristobal (San Pedro de Gaillos)



No hay comentarios:

Publicar un comentario