viernes, 15 de diciembre de 2017

Entrevista a Alejandra Nava (Riaza)




Alejandra Nava tiene 18 años, ha vivido en Riaza estos últimos años, cuando su familia decidió dejar la ciudad de Madrid para vivir en el pueblo. Durante este tiempo ha entrenado de forma intensa su equitación, participando en todo tipo de competiciones, especializándose en salto. Alejandra tiene un estilo efectivo y elegante que la ha hecho destacar entre los jóvenes jinetes del nordeste segoviano. 


Alejandra, te agradecemos tu participación en nuestro blog.

¿Montabas a caballo antes de venir a vivir a Riaza? ¿Como empezaste?

No, la verdad es que empecé a montar justo al llegar a Riaza, siempre me han gustado los caballos pero nunca he tenido la oportunidad de empezar a practicar este deporte.

Tengo que agradecer a mi hermana que me metiese en este mundillo pues fue ella la que primero nos hizo probar en La Vereda a hacer alguna rutilla en verano. Pero de verdad cuando empezamos a aprender fue cuando comenzamos a ir a la Yeguada Riaza. Allí ella empezó a dar clases y poco a poco me fue animando a dar alguna y le cogí el gusto a este deporte. Además, empezamos a conocer a la gente de allí y nos fuimos aficionando a montar a diario, cada día mejorando un poco más. Hemos hecho muchas amistades vinculadas a este deporte, es genial practicar un mismo deporte con amigos y familia. 

De todos los caballos que te hemos visto montar, destaca tu potente yegua, Urbana de Riaza, ¿que nos puedes contar de ella?

Uf, que puedo decir de esta pelirroja, me podría tirar horas hablando de ella. Urbana es una yegua que a muchos sorprendería. Su carácter es cabezón y espabilada, es listilla pero a la vez es noble, no intentes luchar contra ella pues es un muro, si te topas con ella en algo en lo que no está de acuerdo se hace notar, y no dudes que lo va a luchar hasta el final. Lo que me encanta de ella es que en situaciones realmente importantes, te salva siempre. No hay vez que te deje tirada. Da lo máximo de sí, y esa es la virtud que más me llena de ella. Urbana para mi ha sido la primera yegua que he montado de forma habitual y la verdad es que esto va a ser algo muy especial para mí y siempre recordaré. Cuando la monto, siento que somos una y cuando yo la muevo mi cuerpo se mueve con ella como si fuéramos un solo elemento, un equipo. Hemos tenido nuestros altibajos, como todo el mundo, hemos pasado lesiones, caídas al empezar...pero siempre hemos seguido hacia delante y saltando todos los obstáculos que nos pusieran en el camino. 

Recientemente te hemos visto participar en varios concursos con una potra, Duquesa de Riaza, ¿Qué sensaciones tienes con ella?

Duquesa es una yegua con un carácter especial, tiene un poco de su padre Troya por su nobleza y a la vez de su madre Marquesa por su energía y chispa. He concursado con ella en pruebas como el TREC de Vellosillo y el TREC que se disputó en Riaza .Las sensaciones que he tenido con ella han sido siempre bastante buenas, no tenemos que dejar de entender que es una potra, y como tal tiene sus cosillas, pero no deja de ser una potra espectacular y con un carácter especial. 

Esta temporada, el equipo de Yeguada Riaza habéis participado en la Liga Interclubs de Castilla y León de salto, ¿Cómo ha sido la experiencia? 

Sinceramente fue una experiencia genial como novatos, salimos del cascarón a un mundo de concursos, de camiones a las 6 de la mañana para cargar los caballos, de salidas a pistas con mucha más gente, una presión sana y un espíritu de competición que hasta ahora habíamos vivido a un nivel mucho menor en nuestras liguillas sociales con los pueblos de alrededor. Nos vino muy bien a todos para espabilar y ver lo que era concursar fuera de casa pero sin tener una presión demasiado grande como las de un territorial. Como fueron varios concursos e íbamos de un lado a otro de Castilla y León pudimos notar una gran mejoría en las últimas salidas pues íbamos mucho más relajados y confiados, concentrándonos en pasárnoslo bien y dar lo mejor de nosotros mismos. Estamos deseando que llegue ya la temporada y volver a participar. 

Ahora habéis empezado a hacer el campeonato de salto federado de Castilla y León, con la idea de hacer la temporada del año que viene, ¿que nos puedes contar sobre esta competición?

Para nosotros los campeonatos de Castilla y León en las instalaciones de Segovia eran algo casi inalcanzable hace unos años, Me acuerdo que íbamos a verlos siempre que había concursos de salto y les veíamos calentar y saltar, nos parecía impresionante. Quién nos iba a decir a nosotros que en 2017 participaríamos compitiendo junto a los grandes de Castilla y León en un concurso que duraba 3 días.

El primero de ellos la presión se notó en el ambiente, Urbana me notaba muy nerviosa y ella también lo estaba y aunque no hicimos muy buena marca nos dio experiencia para mejorar los dos siguientes días e ir más confiadas. Tenemos muchas ganas de volver el año que viene y de hecho este mismo fin de semana de diciembre antes de navidad, el 16 y el 17 nos hemos apuntado a un social que se hace en esa misma instalación de Segovia, en la que Ángela, Álvaro, Mario y yo nos apuntaremos a pasárnoslo bien y a intentar hacer un buen recorrido. 

¿Cual es tu rutina de entrenamiento?

Como ahora mismo estoy viviendo en casa de mi abuela por el tema de los estudios la verdad es que no entreno todo lo que en realidad me gustaría. Ahora voy a Riaza desde Madrid los fines de semana, aunque la verdad es que los jueves por la noche intento escaparme para así el viernes poder trabajar a Urbana. Salgo al campo, hago algunos ejercicios de doma para mejorar su la elasticidad y musculación del dorso, lo cual es fundamental para saltar y siempre que puedo me meto en las clases de salto que se hacen en la Yeguada. 

Pienso que tanto la yegua como yo debemos de estar con buena forma física pues tanto el jinete como el caballo hacen un equipo y deben de estar más o menos al mismo nivel. También estoy aprendiendo en el curso del técnico deportivo que estoy haciendo que le debemos dar importancia a los estiramientos del caballo después de cada sesión de entrenamiento, pues así el caballo se va a la cuadra descontracturado, más tranquilo y con las ideas claras tras un pequeño periodo de relajación después del ejercicio que has querido que ejecute bien. 

Tu pasión por los caballos te ha llevado a plantearte estudiar veterinaria, ¿cómo te gustaría montar tu futuro profesional?

A mi desde pequeña me han gustado los animales, pero si soy sincera la verdad es que hasta hace muy poco no he tenido claro lo que iba a hacer con mis estudios a largo plazo. En segundo de bachillerato se me presento la idea de estudiar veterinaria en Madrid, pero con mala suerte no me dio la nota en selectividad y decidí tomarme este año para perfeccionar mi manera de montar, aclarar mis ideas y entrar en 2018 con la cabeza bien asentada. 

Esta decisión me llevo al camino de meterme en el curso del Técnico Deportivo 1 que actualmente hago en Madrid. Además, para aclararme sobre el tema de veterinaria he decidido hacer un curso de Auxiliar Técnico Veterinario ecuestre en Madrid también. A los dos los estoy encontrando muy interesantes y sí que me gustaría por ahora dedicare al mundo de la veterinaria a nivel ecuestre. Sé que es un trabajo vocacional como dice mucha gente, pero yo encuentro muy satisfactorio tener los conocimientos necesarios para poder entender a un animal y saber cómo actuar en caso de que tenga alguna enfermedad. Pienso que los veterinarios deben de ser los médicos más valorados pues, son los únicos que tiene que curar a sus pacientes sin poder preguntarles que les duele o cómo se sienten. 

¿Un futuro profesional a largo plazo? No sé muy bien cómo responder, me conformaría con levantarme por la mañana e irme a trabajar al aire libre, haciendo lo que me gusta. 

Para terminar, ¿Madrid o Riaza? ¿Se vive mejor en el pueblo o en la gran ciudad?

La verdad es que es una pregunta difícil, en Riaza he tenido muchísimas experiencias que me han formado como persona, algunas buenas, otras malas pero todas me han hecho crecer. La mejor sin duda poder conocer este mundo tan apasionante del caballo, que desde el momento en el que entró en mi vida supe que no saldría de ahí por mucho que se me presenten dificultades. 

Por otra parte en Madrid, la gran ciudad, vive la mayor parte de mi familia, y yo misma lo hice allí de pequeña. Tiene muchas cosas que aún no he descubierto, y eso que yo soy muy curiosa. Las grandes ciudades tienen cosas que no me gustan, contaminación, tráfico, estrés, que las hacen muy agresivas.

Si tenemos que hablar de calidad de vida yo prefiero Riaza, no hay nada mejor que el campo, aire limpio y una montaña donde poder disfrutar. Madrid está muy bien, nos pilla cerquita de Riaza, así que por ahora, no sé qué me deparará el futuro, pero mi casa y parte de mi familia está en Riaza.












miércoles, 13 de diciembre de 2017

Convocatoria de 2018 para la Asamblea General de la Asociación de caballistas del Nordeste de Segovia




El día 20 de enero de 2018 se celebrará la Asamblea general de la Asociación de Caballistas del Nordeste de Segovia, a las 18:00 en las instalaciones de el Centro Ecuestre La Hípica en Grajera. (como llegar)

El objetivo principal de la Asamblea será hacer un repaso del año 2017 y definir las prioridades para el año 2018. Los socios que acudan o representados pueden pagar la cuota anual ese día. 
Orden del día:
1.- Repaso de la actividad de la Asociación durante el año 2017:
  • Aprobación del acta de 2017
  • Cuentas
  • Repaso actividades realizadas en el año 2017
  • Seguros de la Asociación
  • Marcha de las acciones en internet
2.- Presupuesto para el año 2018
3.- Asuntos que se planteen por los socios y de interés para la Asociación. Objetivos para el año 2018:

  • Definir actuaciones a realizar y responsables
  • Ideas
4.- Ruegos y preguntas
Vellosillo, a 13 de diciembre de 2017

Tras la Asamblea celebraremos la cena de la Asociación en el restaurante de La Hípica. Para los no socios que vengan a la cena, el precio será de 25 euros. El menú será el siguiente:
Entrantes
 Croquetas caseras de jamón
 Revuelto de morcilla con pasas y piñones
 Queso
 Endivias con anchoas
Plato principal: solomillo con guarnición o lubina al horno
Postre: arroz con leche o flan de huevo
Vinos: tinto de ribera y blanco de Rueda
Café y chupito

Necesitamos tener las confirmaciones de los asistentes a la cena la elección del plato principal antes del día 10 de enero.

El Presidente
Jorge Juan García Alonso





viernes, 8 de diciembre de 2017

Entrevista a Luis Angel García (Cuéllar)




Luis Angel García, campasperano de nacimiento y cuellarano de adopción y además caballista, es el Presidente de la Entidad de Promoción y Recreación Deportiva A Caballo, una asociación de caballistas de Cuéllar creada hace casi cuatro años con el objetivo de promocionar la recreación deportiva a caballo en la zona. Recientemente presentaron una revista con artículos sobre el mundo del caballo.


Luis Angel, gracias por compartir con nosotros esta entrevista.

Gracias a vosotros por dar a conocer el mundo del caballo.

Como solemos comenzar las entrevistas, te preguntamos sobre tus inicios en el mundo del caballo, ¿cómo empezó tu afición?

Hemos de remontarnos a mis años mozos, cuando era novio de mi querida mujer. Por aquel entonces estudiaba en la Universidad de Valladolid mi cuarto curso de la licenciatura de informática. La universidad sacó un curso de iniciación para aprender a montar a caballo de 25 a un precio muy asequible. Se lo comenté a María Jesús, que era muy aficionada ya por aquel tiempo, y me animó a probar. Debo confesar que lo pasé bastante mal pues los caballos de aquel picadero tenían “vida propia” y mucha escuela, con lo cual hacían lo que querían. La clase era en grupo y dábamos vueltas uno detrás de otro, con pocas posibilidades de manejo. Recuerdo que me solía tocar con Pedrito, un caballo que cuando le daba se arrancaba al galope, así que la mayor parte de las clases acabé agarrado a las crines y después al cuello del caballo, sujetándome como podía. He de confesar que nunca me caí pero todos los días me veía en el suelo. También teníamos que tener mucho cuidado con Lola, una yegua que si te tenía detrás de ella en su radio de acción te soltaba una coz que era mejor que le diera al caballo y no a ti. Como ves estos comienzos son los de quitar la afición a cualquiera. Después del curso ya no volví a montar más.

Años más tarde, de nuevo María Jesús, me dijo que había un señor que hacía doma racional que por qué no nos apuntábamos. Con las mismas nos fuimos a Grajera a realizar nuestro primer curso de doma racional con Fernando Noailles. Aquello ya me pareció otra cosa. Me pareció muy interesante el método de doma y ver que es posible tener una relación de cercanía y respeto con el animal.

Más tarde realizamos el segundo nivel con Fernando y a partir de ahí con Susana y Milan (del método Parelli), con Scarpati (doma India) y además con Lucy Rees. El mundo de la doma es lo que me llevó a apreciar al caballo y cuando ya entré en el mundo de la monta, aprendiendo en el picadero El Vellosillo hace unos cinco años. Así que como ves soy bastante joven montando.

Continuamos con otra de las preguntas que interesan a los aficionados, ¿Cómo tienes organizada tu cuadra?

En nuestra finca, La Querencia, recientemente construimos una nave para albergar 5 caballos. Cuenta con un pajar cubierto, un baño, un guadarnés y otro cuarto para guardar la avena y la comida para los perros y los gatos. Tenemos además el picadero y un pequeño terreno para pasto. A nosotros nos gusta tener a los caballos sueltos el mayor tiempo posible, pues entendemos que es un modo más natural de tenerlos, al contrario que la estabulación. En invierno los metemos por la noche en las cuadras para que pasen menos frío, pero cuando las temperaturas son más agradables están todo el tiempo fuera.

¿Cuál es tu visión como caballista?¿Como entiendes tu relación con los caballos?

Creo que ya te habrá quedado un poco claro con la respuesta de la primera pregunta que mi visión en el trato con el caballo es de respeto y comunicación. Cuando domamos a un caballo le vamos pidiendo que haga determinadas acciones, pasos, etc. El caballo, en general, cuando no hace lo que le pedimos puede ser porque no nos entiende. Entonces es nuestra responsabilidad saber comunicarnos con el caballo para que nos entienda. Cada caballo tiene su personalidad, su forma de ser, y esto lo hemos de tener siempre en cuenta cuando lo domamos y nos montamos en él.

En Cuéllar se dice que si no hay cuernos de por medio, refiriéndose a los toros, no interesa, ¿cómo ves el estado de la equitación en Cuéllar y su futuro?

Los encierros de Cuéllar, con su conducción campera, tienen mucha de la culpa de que haya tanto aficionado al caballo en la Villa. Hemos de destacar que hay muchos caballistas de “encierro” que montan un poco antes de que comience la temporada de encierros y dejan de hacerlo al finalizar. Yo particularmente procuro montar al menos una vez a la semana, sea invierno o verano, pues creo que es lo mejor para la salud del caballo y la mía propia. Lo cierto es que me he aficionado bastante, desde aquellos encuentros del pasado con Pedrito, y procuro montar habitualmente, así no pierdo la forma física o “las piernas”. En general siempre vamos a encontrar un día para poder montar. aunque haga frío en invierno uno se pone más ropa de abrigo y el gorro y se puede salir perfectamente. Con lluvia no me gusta salir y procuro evitarla.

Creo que cada vez hay más aficionado al caballo por la zona, al menos se van abriendo más picaderos y el número de alumnos está aumentando. Si bien es cierto que la actual restricción que tenemos para participar en la suelta desde los corrales no está beneficiando en nada para que los caballistas bajen a la conducción de los encierros. Este es un punto hemos tratado con el Ayuntamiento en estos dos años de restricción y que seguiremos reivindicando, pues nuestros socios y demás caballistas así nos lo demandan.

Sobre los encierros de toros, ¿cuál es tu opinión sobre la evolución de los encierros?

Ha cambiado mucho de 30 años para acá. Anteriormente bajaban a la suelta unos 15 o 20 caballos y ahora podemos pasar de los 400 algunos días. Al igual que hemos aumentado el número de caballistas que queremos estar en la suelta desde los corrales, también ha aumentado el número de gente que está en la suelta. El número de todo terrenos que se coloca en las inmediaciones de los corrales es muy grande y hace 30 años prácticamente no había casi nadie en la suelta.

Los encierros pasaron por una época de masificación y algo de descontrol que hizo que el ayuntamiento publicara una primera Ordenanza en el año 1994 regulándolo. Por una parte fue beneficiosa en el discurrir de los encierros, pues se prohibió el acompañamiento de la manada con vehículos a motor, salvo los propios de la organización. Por otro lado, se limitó la presencia de los caballistas a 30 del pueblo, con lo cual la asociación existente en aquellos días, Amigos del Caballo, cerró filas y todos a una decidieron no bajar. Esto propició que al año siguiente el Ayuntamiento reflexionara y ya permitiera la bajada de todos los caballistas que quisieran bien regulados, previa inscripción y acreditación.

Otro cambio importante fue el empleo de los mismos toros del encierro para ser toreados en la corrida de la tarde. Este cambio ha generado siempre polémica entre los aficionados, pues hay gente a favor de este cambio afirmando que es más propio torear lo que se encierra. Pero también hay detractores pues dicen que los toros están cansados después de recorrer 5 kilómetros por la mañana. En fin, opiniones para todos los gustos.

El cambio de titularidad del pinar que se atraviesa nada más soltar a los toros desde los corrales ha producido ciertos sinsabores entre el dueño y los caballistas que finalmente llega hasta nuestros días.

Más tarde, en 2013, el Ayuntamiento elabora la nueva Ordenanza de los Encierros de Cuéllar, que es la norma por la que nos regulamos actualmente, donde los caballistas encargados de la conducción se aumentan a 40.

El año pasado, 2016, el Ayuntamiento saca a concurso la dirección del campo y le dota de mayor responsabilidad al director. Además sólo permite que 30 caballistas le acompañen desde la suelta de los corrales hasta superar los límites del propietario del pinar por el que transcurre el primer tramo del encierro. Esto va en contra de la ordenanza y causó un gran malestar entre los caballistas y, aunque nos reunimos en diversas ocasiones con el Alcalde y el Concejal de Festejos, no hubo posibilidad de cambiarlo.

Ya este año, con más tiempo, volvimos a reunirnos con representantes del Ayuntamiento, junto con la otra asociación, pero tampoco hubo forma de cambiar nada. Este es un punto que nos preocupa bastante, pues genera bastante malestar entre los caballistas al no permitirnos acudir a la parte más bonita del encierro. Seguiremos trabajando para que algún día se permita, pues luego sí se solicita nuestra colaboración en el resto del recorrido cuando surgen problemas...

Sobre la Asociación A Caballo, ¿qué nos puedes contar?

Lo primero, que surgió de la inquietud de un grupo de personas por hacer cosas diferentes a las que se venían haciendo en relación con el mundo del caballo en nuestro ámbito local. Queríamos potenciar que el caballo tuviera realmente la presencia y el reconocimiento que debía tener en las calles de la Villa de Cuéllar, como así lo tiene ya en su escudo. Entendíamos que el caballo no solo está para salir en los encierros en el verano, sino que hay vida más allá…

Así comenzamos por hacer los cursos de doma para empezar a moldear a nuestro amigo de forma que fuera más fácil el trato y que esto incidiera en la futura monta. 

También estuvimos buscando un seguro de responsabilidad civil más ventajoso que lo que se venía teniendo con la otra asociación existente en Cuéllar, Asociación Amigos de los Caballos. Lo conseguimos y ahora disfrutamos de un seguro muy ventajoso y sin franquicia, lo cual te permite afrontar con tranquilidad la mayoría de pequeños percances que puedas tener con el caballo sin tener que aportar un plus. Además estás cubierto hasta 150.000€ para percances mayores.

Además realizamos dos o tres marchas a caballo a lo largo del año para fomentar la participación y convivencia de los caballistas. 

Por otro lado, hemos organizado tres concursos fotográficos con las correspondientes exposiciones para fomentar la presencia del caballo que te indiqué anteriormente.

De vez en cuando también visitamos ganaderías para ver cómo tienen los ganaderos a estos animales. Por ejemplo, visitamos la ganadería de César de la Fuente que además de tener muy buenos caballos tiene a su hija y a su sobrino compitiendo con muy buenos resultados.

Lo último que acabamos de realizar es la publicación de la Revista A Caballo, recogiendo una serie de artículos que esperamos sea de interés de los socios y del público que compre la revista. En fin, como puedes ver, no nos falta tarea y la Junta Directiva está trabajando en todo momento con muchas ganas y realizando un gran esfuerzo altruistamente.

Para terminar, ¿cómo ha sido la experiencia de lanzar la revista A Caballo?

Uffff (suspira Luis Ángel, entre cansado y aliviado). 

Ha sido una tarea de mucho, mucho curro. Llevamos dos años tras ella hasta que hemos podido realizarla definitivamente. Hemos ido pidiendo colaboración para escribir artículos, pues creíamos que era imprescindible que la revista tuviera unos contenidos de calidad. Ha habido gente que, por falta de tiempo, no ha podido escribir nada y a los miembros de la Junta Directiva nos ha tocado escribir más de lo que hubiéramos querido, pero al final estamos muy satisfechos con el resultado obtenido y creemos que ha merecido la pena el esfuerzo realizado. Pensamos que en su conjunto ha quedado muy bien y que será del agrado de socios y resto de amantes del mundo del caballo, por lo menos algunos socios ya nos han indicado que les gusta mucho. También agradecemos a todas las personas que han colaborado anunciándose, de modo que ha sido posible reducir el coste de la revista y sacarla a un precio de 2€.










viernes, 24 de noviembre de 2017

Entrevista a Jose Pablo Ruiz (Cantalejo)




Jose Pablo Ruiz vive en Cantalejo. Briquero defensor de su pueblo y sus tradiciones, es un gran aficionado a los encierros de toros a caballo y al mundo taurino en general. Pablo es Presidente de la asociación de caballistas de Cantalejo, la Asociación La Garrocha, una de las más prestigiosas de la zona.


Gracias Pablo por atender esta entrevista.

Gracias a vosotros por realizar ese gran trabajo que realizáis con vuestra asociación. 

¿Como te hiciste caballista?¿Cuales fueron tus comienzos?

Por suerte siempre ha habido caballos en casa. Con 2 meses ya estaba subido en la yegua del tío Pilatos, y con 8/10 años salía todos los domingos con mi padre a dar un paseo con los demás caballistas de Cantalejo. Con 16 años hice mi primer encierro a caballo en Cabezuela con la yegua Capricho que me ha enseñado mucho de lo que sé hoy de este mundillo, con ella hice mis primeras temporadas de encierros, con ella empecé a entrar a torear a las vacas. Fue de lo mejor que hemos tenido en casa, valía para todo y para todo el mundo. Tuvimos dos potras de ella espectaculares y de ahí pasamos a lo que tenemos hoy en la cuadra. Califa con 22 años que es el abuelo en casa, Bombero con 12 años con el he hecho mis mejores temporadas de encierros aprendiendo juntos, y, las jóvenes promesas Caoba con 5 años, una yegua que he empezado este año con ella en los encierros y promete mucho, y por último, Trueno, con 4 años, en el cual hay mucha ilusión puesta en él. Y esperemos poder continuar muchos años más en este mundillo que tanta satisfacción nos da. 

Como caballista de encierros de toros, ¿entrenas de alguna forma para ir a los encierros? 

Nada en especial montar 2/3 días a la semana trabajando los caballos en la pista unos 45 minutos y de vez en cuando sacamos el carretón, y muchos paseos, rutas de 3/4 horas y si se puede mas, ir a correr vacas siempre que podemos y poco más. 

¿Que buscas en tus caballos y en tu cuadra?

Que sean nobles, ágiles, fuertes. En mi cuadra hay un poco variado pero todos con mucha nobleza. La primera yegua,  Capricho, era española y dos potras que tuvimos de ella Luna y Campanilla también y nos funcionaron muy bien. Ahora tenemos en la cuadra actual a Califa hispanoárabe que con 22 años sigue con mucha alegría. Bombero no se que cruce tiene, este vino de rebote, es muy esquivo desde el suelo pero una vez subido tiene un corazón tremendo, después está Caoba que es hannoveriano con español de la Yeguada los Amadores. Está vino a casa con 3 años con la intención de quitar encierros a Bombero para no hacer tantos excesos con el y la verdad que este año me ha sorprendido como ha funcionado. Por último está Trueno, un lusitano, que vino a casa con un año. En el tengo muchas ilusiones puestas. Veremos a ver. 

¿Como ves la situación actual de los encierros de toros? 

Lo veo regular, cada día más impedimentos y prohibiciones, cuando tenia que ser al revés. Yo pienso que la fiesta es para uso y disfrute de todo el mundo, cuanta más gente venga más beneficios genera el pueblo y alrededores. Si fuese al contrario sería una fiesta privada. Esperemos que no continúen mucho con esta moda de prohibir. 

¿Que opinión tienes sobre el mundo de la equitación en Cantalejo?

Ahora mismo hay mucha afición en varias disciplinas con lo cual es muy positivo. Se a vuelto a realizar el concurso de salto que se había perdido y esperemos que continúe por muchos años. 

Sobre la Asociación La Garrocha, ¿cuales son vuestros objetivos y planes para los próximos tiempos?

Pues seguir organizando los eventos de estos años, como es la romería, la visita a una ganadería, ir a hacer acoso y derribo. La colaboración con el ayuntamiento en la cabalgata de reyes, en los festejos taurinos. Facilitar a los socios la autorización de permisos, seguros, etc. Intención de realizar lo que vallan proponiendo los socios y con la colaboración de todos un poco organizar otras actividades con caballos y sin ellos puesto que todos los socios no disponen de caballo














domingo, 19 de noviembre de 2017

Entrevista a Diego Herrero (Santo Tomé del Puerto)




Diego Herrero, de 31 años, es vecino de Santo Tomé del Puerto. Se inició hace tres años como jinete, contando con una cuadra con dos yeguas. Diego es Vicepresidente de la Asociación de Caballistas del Nordeste de Segovia y ha sido el responsable de la organización del Primer Raid que organiza la Asociación en Santo Tomé. Su entusiasmo y ganas de emprender auguran grandes gestas.

Diego, gracias por concedernos esta entrevista.

¿Como fueron tus comienzos en el mundo del caballo?

Empecé en el mundo del caballo hace 3 años, cuando mi amigo Dani me dijo que se había comprado una yegua y que si yo quería una, que una persona del pueblo que se dedica a la compra-venta de caballos tenía varios caballos ya domados. Por lo que al siguiente fin de semana fui a ver que tenía y ahí estaba Pepita, no lo dudé dos veces y la compré. Venía preñada de un percherón y también me quedé con el potro, Pelucas, que por desgracia murió antes de llegar el año por un cólico.

Antes de comprar a Pepita, solo había montado un par de veces en varias rutas, y tras varios sustos, me apunté a clases de equitación para perder el miedo y coger confianza encima del caballo.

A día de hoy, es una de las mejores cosas que he hecho. Al principio parece una locura, ¿cómo te vas a comprar un caballo?, me decían, y ahora hay una gran conexión con este mundo y muchísimos grandes momentos vividos.

¿Como tienes organizada tu cuadra?

Las yeguas están unas fincas en Santo Tomé. Allí conviven con más caballos en libertad, donde los caballos están estupendamente, se mueven por toda la finca, y cuando las llevas comida, silbas y es una maravilla verles venir corriendo. El único problema es el día que no quieren que les cojas, huyen de ti y eso parece el perro y el gato.

Hace un año llegaba Lluvia a tu cuadra, una yegua CDE, ¿que nos puedes contar de esta experiencia?

La experiencia con Lluvia ha sido buena y mala. Hace un año decidí comprarme un nuevo caballo, más joven y más fuerte ya que mi cuerpo pedía más caña y encontré una buena oportunidad en la yeguada de un familiar de un amigo mío. Tras verla y probarla, decidí comprarla. Tenía un largo trabajo con ella ya que tenía que trabajarla mucho para que cogiera ritmo. Al llegar al pueblo, no sabemos por qué, no se dejaba poner la cabezada ni que la tocaran las orejas, tiraba del ramal cuando estaba atada, cosas que antes no hacía, por lo que decidí llevarla donde Ángel, a la Hípica en Grajera. Durante 4 meses, la estuvieron quitando esas manías y trabajando en la doma y ya en el mes de julio pude empezar a disfrutarla, al principio acompañado de Ángel y luego en Santo Tomé con las rutas que hicimos este verano. La yegua dio un cambio radical, pudiendo hacer rutas al paso sin que se rebotase, a rutas al galope o de un día entero y poder competir en el TREC de Riaza.

Gracias a esta experiencia, he aprendido muchísimo de los caballos, lo principal de todo, es tener paciencia con ellos y con todo el sufrimiento del principio, al final poder disfrutarla. Ha valido la pena todo lo sufrido.

Tras el éxito del Primer Raid de Santo Tomé del Puerto, ¿como ves el presente y futuro de la equitación en tu pueblo?

En Santo Tomé del Puerto hace años, había gente que tenía caballos pero esa pasión se perdió. Y hace 3 años volvió a resurgir. Empezamos Dani, Andrés y yo, nos continuó mi hermano Jesús, mi amigo Jorge y así poco a poco fuimos incrementando el grupo de personas que disfrutamos de este mundo en el pueblo. Somos privilegiados por la sierra que tenemos y todas las rutas que podemos hacer allí. Y por tener ese privilegio, se decidió realizar el primer raid en Santo Tomé con la ayuda del ayuntamiento.

Ese día la gente disfrutó muchísimo del raid. Los niños pequeños con la boca abierta viendo los caballos, la gente preguntando e interesándose por la carrera. Nos acompañó el buen ambiente que había en la feria de muestras que se organizó en paralelo y de la comida popular, quedándonos sin entradas unos días antes. 

Ya estamos trabajando en la siguiente edición y esperamos que se pueda realizar durante más ediciones para que la gente aficionada al caballo y la gente del pueblo venga a disfrutar.

Vives en Madrid, pero vienes casi todos los fines de semana y días libres al pueblo, ¿no te animas a trabajar y vivir aquí?¿que te convencería para trabajar desde el pueblo?

A mí me encanta el pueblo e intento disfrutarlo lo máximo posible. Alguna vez he pensado en la posibilidad de irme a vivir allí pero el problema que hay es el trabajo. En mi caso, trabajo en informática y telecomunicaciones, hay poca oferta en la zona y poder crear una empresa lo veo muy difícil dado el sector en que estoy especializado. La única posibilidad de poder estar viviendo allí sería que la empresa donde trabajara, tuviese la posibilidad del teletrabajo, algo que en muy pocas empresas lo facilitan.

¿Cual es tu opinión sobre la Asociación de caballistas del nordeste de Segovia?

Los primeros años de una asociación son los más difíciles, definir bien la acción de las actividades, captación de socios, etc… Ya lleva 4 años y la etapa dura ya ha pasado. Se está fomentando el mundo del caballo en toda la zona y se están realizando muy buenas actividades, desde competiciones de diferentes disciplinas ecuestres hasta otro tipos de eventos. Se tiene que seguir en esta línea para seguir creciendo.

Gracias a la Asociación he conocido a mucha gente de los pueblos de alrededor, gente que me he ayudado cuando he tenido un problema o que gracias a su experiencia en el mundo del caballo he aprendido mucho. 

¿Cuales crees que deben ser las prioridades para el nuevo año 2018?

Lo principal es seguir haciendo actividades, mantener las diferentes pruebas ecuestres que se hacen en Boceguillas, Grajera, Vellosillo, Riaza y Santo Tomé del Puerto y si hay alguna actividad nueva, intentar fomentarla. 

Otra prioridad es la captación de socios. En nuestra zona, hay mucha gente que tiene caballo y que está ligada en el mundo ecuestre y que pueden ayudar que la Asociación siga creciendo año tras año.